Juego de luces…

Puede ocurrir cualquier noche, durante la semana o los fines de semana…Hay que imaginarse, lo que significa para “Dispuestína” una hora más en su día, considerando que muchas veces un día de 24 horas le ha quedado corto para sasiar sus necesidades de mayor intimidad.

Oh, Dios mío, la espectativa de un hora mas de placer desató una inusitada alteración en ella. De inmediato entran a operar todos los “sistemas de seducción y las correspondientes estrategias de conquista”. Donde están los números de los telefonos de “aquellos” que están en la “nómina” de los priorizados del mes, sus e-mails, sus “fichas de competencia y comportamiento”, o sus llamados “retratos hablados”. Pero es sábado… Este día… lo mas temprano que puede llegar a la Capilla es a las 19.30 horas. Y asi es, respondiendo a las disposiciones establecidas, “Chulo” llega a las 19.43 hrs. El saludo habitual, este siempre será …ojalá recorrido, manoseado, ello implica que el abrazo, tiene que ser tierno pero firme y apretado, redondíto, cálido; lo más recorrido, con un aumento progresivo de la intensidad. Los besos, en principio, solo pegar los labios y oler , oler y oler y tocar… recien, una vez que todos los sentidos han sido reconocidos y ubicados, entonces serán aceptadas y se dará lugar a caricias más específicas, exploratorias, sueltas, sin privaciones, libres y pasado un breve respiro si es posible, solo si es pòsible, hufff… continúa la ceremonia del saludo que implica siempre un “… comistes?, te sirves algo? un té?, un jugo? una cerveza? vino? …..???

(extracto)…

Anuncios